Por Vivian Nayeli Sánchez Capacyachi y Cristopher Pérez Sánchez marzo 14, 2022

A pocos días de la juramentación del mandatario chileno más joven de la república, Gabriel Boric, se torna valioso saber cómo solo a sus 35 años tomó la gran decisión de iniciar su paso por la política y además, conocer con qué estrategia enfrentará el ser protagonista del sillón presidencial de nuestro país vecino.

Boric, de padre croata y madre española, nació el 11 de febrero de 1986 en la ciudad de Punta Arenas, al sur de Chile. Cursó toda su educación básica en The British School, en donde realizó su primera pronunciación ante la sociedad, al participar en la Renovación de la Federación de Estudiantes Secundarios de Punta Arenas, que compone el rol fundamental de defender los derechos de educación pública. Por ello, Boric tuvo un enfoque más orientado hacia la carrera de Derecho, el cual la empezó a cursar en pleno 2004 en la Universidad de Chile. En dicho espacio universitario, este joven empezó a mostrar acciones que marcaron su posición actual. Pues en el 2008, resultó electo como consejero de la Federación de Estudiantes de su universidad. Y un año después, se desempeñó como presidente de su facultad.

Luego, tras egresar de su carrera, tuvo la oportunidad de ejercer el cargo de senador en la Universidad de Chile. Desde este punto, Boric se abrió paso en el 2012 por medio de los sindicatos, tras el triunfo de “Creamos Izquierda”, partido universitario al que pertenecía, asumiendo así el mando de la federación de estudiantes de su universidad.

Su experiencia desde temprana edad dentro de temas sociales y políticos, y reforzados por la enseñanza dentro de la Facultad de Derecho, le fueron dando un panorama mucho más claro de lo que estaba dispuesto a enfrentar los próximos años.

El actual líder chileno, con una concepción ya establecida en la sociedad, es elegido por la soberanía popular como diputado en el año 2014 para la Región de Magallanes y Antártica Chilena. Aquí Boric desarrolló la integración de unas “comisiones permanentes”, que iban dirigidas hacia los derechos humanos y pueblos originarios. Las cuales, eran guiadas a las zonas más alejadas del país, con el propósito de seguir trabajando para mejorar la seguridad social.

Manteniéndose con la misma visión y habiendo estado muy presente en la colectividad política de la “Izquierda Autónoma de la U. de Chile”, cimentó bases en pleno 2016, para transformarse en uno de los cuantos fundadores del “Movimiento Autonomista». El cual, es predecesor de su actual partido “Convergencia Social”. Mientras tanto, con el avance de los años, fue reelegido como diputado, reflejando así el aprecio de la sociedad chilena ante él.

A medida que pasó el tiempo, en Chile, emergió la detonación de miles de ciudadanos, conformados principalmente por estudiantes. Esto lleva el etiquetado de “estallido social”. Hecho histórico, en donde Boric acató un rol fundamental dentro de este periodo, producido en octubre de 2019. Pues, participó en la firma del «Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución», que inició un proceso revolucionario para un Chile más democrático.

A inicios del 2021, Boric empezó su carrera por la presidencia, dado que el 17 de marzo fue seleccionado por el Comité Central como máximo representante y candidato del “Partido Convergencia Social”, hacia las nuevas elecciones de Chile.

La primera vuelta tuvo a dos candidatos en el pedestal, sobrepasando por amplia diferencia a los demás postulantes. Antonio Kast ocuparía el primer lugar con un 27,9% del total, mientras que Gabriel Boric ocuparía la segunda posición con un 25,8% de votos, que les permitiría a ambos competir en la recta final.

Al llegar el 19 de diciembre, más de 15 millones de chilenos tuvieron la oportunidad de decidir ante las urnas quién sería su próximo presidente durante los siguientes 4 años.

Las estadísticas daban por sentado que Kast sería el nuevo mandatario al ser el primer puesto, ya que nunca antes en la historia del país el candidato ocupante del segundo lugar en la primera vuelta pudo ganar. Sin embargo, Boric consiguió quebrar dicho mito. Además de convertirse en el presidente electo con mayor cantidad de votos (4,6 millones) de la historia, se agrega su desligue hacia los 2 grandes bloques políticos (centro-izquierda y centro-derecha) que se venían repartiendo el poder desde los 90. Delineando de esta forma, un nuevo punto de partida en la biografía chilena.

Al hacerse oficial el anuncio de los resultados electorales, miles de simpatizantes salieron a las calles de la capital y de las demás ciudades para celebrar la victoria del nuevo presidente. Ante toda esta euforia, Boric salió a declarar su primer discurso como líder del país: «Debemos avanzar con responsabilidad en los cambios estructurales sin dejar a nadie atrás; crecer económicamente; convertir lo que para muchos son bienes de consumo en derechos sociales sin importar tamaño de billetera; y garantizar la vida tranquila y segura». Resaltando la conformación de un Chile, que se desarrollará unido en una colectividad igualitaria y equitativa.

La opinión de Chile ante su nuevo presidente marca un punto claro. Plaza Pública de Cadem, en una encuesta, desveló que 63 % de chilenos tiene una imagen «positiva o muy positiva» del exlíder estudiantil, frente al 27 % que confesó mantener una imagen «negativa o muy negativa» (3 de enero 2022). Frente a ello, Boric, declaró ante la BBC NEW’s que la expectativa de su gobierno tiene como esencia en que la sociedad chilena disponga cada vez más de “posibilidades igualitarias”. Determinando de esta forma una esperanza de buen líder y de la fe, que muchos de sus compatriotas depositaron en él. Esperemos que todo vaya en sucesión con el cambio positivo, que este país viene trazando. No cabe duda de que el miedo siempre va a existir, pero solo este nuevo presidente y su equipo de colaboradores tendrán la voz de mando para sujetar el verdadero cambio, que anhela la síntesis de generaciones chilenas.

Autores
Sobre Vivian Nayeli Sánchez Capacyachi

Estudiante de la carrera de Comunicación y Publicidad de la Facultad de Ciencias Humanas. Colaboradora en 100.pe, le enamora desenvolverse en temas trascendentales como política, sociedad y medio ambiente. Fiel creyente que a través de la mezcla de las artes de fotografía y cine contribuyen a visibilizar un mundo mejor.

Sobre Cristopher Pérez Sánchez

Soy estudiante de Comunicación y Publicidad de la Universidad Científica del Sur. Me considero una persona responsable, puntual y con un amplio entusiasmo para la redacción. Confío en que el esfuerzo y dedicación son la base de un futuro prometedor.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *