Por Vanessa Retamozo diciembre 01, 2021

Moyobamba Sports and Recreation Center es un proyecto diseñado por Enrique Gálvez Gonzales, estudiante de la carrera de Arquitectura en la Universidad Científica del Sur. La idea nace de la necesidad de infraestructura deportiva en la ciudad amazónica de Moyobamba. Lo presentado por Enrique logró reconocimiento internacional, obteniendo los primeros puestos en un prestigioso concurso organizado por la Asociación Internacional para Instalaciones Deportivas y Recreativas, en Alemania.

¡Conoce más de nuestro talentoso alumno en la siguiente nota!

Desde el inicio de su vida universitaria, Enrique demostró un gran interés por participar en eventos que contribuyan a su crecimiento académico y profesional. “Mi experiencia en este tipo de proyectos inició con los concursos internos que realiza la universidad. Uno de ellos fue Expo Taller y tuve la oportunidad de obtener el primer puesto en tres ocasiones”, nos comenta nuestro alumno UCSUR al ser consultado sobre el camino que recorrió para lograr reconocimiento internacional.

Su primer contacto con el extranjero se produjo durante el 2019, cuando viajó a la ciudad de Colonia, Alemania para ser parte de un Congreso de Arquitectura organizado por la Asociación Internacional para Instalaciones Deportivas y Recreativas (IAKS por sus siglas en inglés). En dicho evento, Enrique tuvo conocimiento sobre la existencia de un concurso centrado en la presentación de proyectos arquitectónicos relacionados directamente con el deporte, premisa que captó rápidamente su interés.

Me contacté con la persona a cargo y me comentó que el concurso se realiza cada dos años. Entonces, sólo debía estar atento a las bases del concurso e inscribirme para poder participar. Estuve a la expectativa durante todo el 2019 pero, con la llegada de la pandemia, las actividades se retrasaron. Afortunadamente, en noviembre del año pasado pude recopilar toda la información necesaria e ir trabajando en el proyecto a presentar. La temática del concurso consiste en presentar un proyecto arquitectónico relacionado con el deporte y la recreación y, adicionalmente a ello, desarrollar un informe detallado que lo sustente. Logré tener todo listo para abril y en julio recibí la noticia: era ganador del concurso”, nos cuenta Enrique con relación a su participación.

Sin duda alguna, el 2020 fue un año distinto y es que, la llegada de la pandemia marcó rotundamente nuestras vidas. El impacto de la crisis sanitaria afectó a diversos sectores alrededor del mundo, originando la restricción de múltiples actividades. Una de ellas fue la prohibición de los vuelos, con mayor énfasis en los viajes internacionales. Esto puso en jaque la participación de Enrique. “Fue bastante complicado obtener los permisos para poder salir del país, sin embargo, la organización me respaldó en todo momento y me facilitaron toda la documentación correspondiente. Así, el Ministerio de Salud atendió mi solicitud y pude concretar mi viaje ya que, era de vital importancia para mí y para los organizadores, el acudir personalmente a la ceremonia de premiación”, señala Enrique.

La idea principal de mi proyecto se centró en poder llevar el deporte a los lugares más alejados del país.

Superado este impasse, Enrique pudo asistir al evento, en el que se encontraban arquitectos de reconocimiento internacional e importantes figuras del rubro, y ser premiado ante la mirada orgullosa de su madre y de su abuelo, quienes fueron sus acompañantes en ese día tan especial. El proyecto presentado por Enrique fue aprobado por un exigente jurado y demostró estar al nivel de cualquier otro desarrollado por un arquitecto de amplia experiencia puesto que, ¡fue el único ganador que aún se encontraba cursando la carrera! El resto de premiados ya eran profesionales en la materia.

La idea principal de mi proyecto se centró en poder llevar el deporte a los lugares más alejados del país. La necesidad de infraestructura deportiva de alto rendimiento en la región amazónica me ayudó a delimitar la expansión de lo que buscaba diseñar, fue así que seleccioné a Moyobamba como la sede principal”, señala Enrique al ser consultado sobre la forma en la que gestó su propuesta para el concurso. “El proyecto cuenta con un gimnasio equipado, piscina de uso recreativo, pequeña zona de escalada para niños y jóvenes, pista de atletismo, ciclopista y cafetería. Moyobamba es conocida como ‘la ciudad de las orquídeas’ y para conmemorar ello, se implementó un área de conservación de estas especies en el interior de la instalación. Con relación a los materiales, opté por incluir elementos locales como la piedra laja para el acabado y la madera en forma estructural, las cuales se utilizarán en el perímetro de la infraestructura. Asimismo, los factores bioclimáticos fueron considerados durante todo el planteamiento del diseño”, agrega al ser consultado sobre la temática de su proyecto.

El legado del Centro de Deporte y Recreación de Moyobamba, diseñado por Enrique, implica la construcción de más centros multidisciplinares que hagan un uso eficiente del espacio. Además, el proyecto fue concebido a partir de los parámetros de la responsabilidad ambiental, utilizando de forma sustentable los recursos naturales de la zona, aprovechando las energías renovables como la energía hidráulica, proporcionada por el río más cercano, la captación de agua de lluvia para servicios y el posterior tratamiento de aguas grises.

El enfoque humanista de la UCSUR contribuye a que los estudiantes y egresados obtengamos una visión mucho más ecoamigable. Esto debido a que el principio de sostenibilidad está presente en todo momento. Desde la infraestructura del campus hasta la malla curricular. El uso responsable de los recursos no debe ser visto como un valor agregado en un proyecto, su incorporación es completamente normal y necesaria”, finaliza Enrique Gálvez, quien se prepara para postular a próximos concursos y becas que le permitirán destacar a nivel internacional, dejando en alto el nombre de su alma mater: la Universidad Científica del Sur.

Autores
Sobre Vanessa Retamozo

Bachiller en Comunicación y Publicidad. Amante del cine, la literatura, la música y del arte en todas sus formas de expresión. Fiel creyente de que leer te transporta a otras realidades, independientemente de la plataforma que utilices para hacerlo. Experiencia en la creación de contenidos digitales y estrategias de inbound marketing. Escritora empedernida.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *