Por Andrea Aparcana Ortega y Zainab Espinoza Wong y María Fernanda Contreras Ventocilla y Jhonelly Ramirez Taipe y Alexandra De la Cruz Bedriñana enero 18, 2022

De ser un ex policía en Irlanda a párroco en su misma ciudad natal, Cathal Gallagher cuenta que dicha vocación surgió desde muy pequeño por la influencia de sus padres, la escuela y sobre todo el deseo de aplicar la justicia. Es así, como se fue a esta noble labor espiritual: el sacerdocio.

Este párroco de procedencia irlandesa es, actualmente, líder y fundador de una Organización No Gubernamental (ONG), llamada «Sí, da vida» desde el año 2005. Esta ONG se encarga de apoyar a las personas que tienen VIH y SIDA.

¿Cómo fue que llegó a Perú? ¿Vino con una misión establecida?

Llegué aquí en el año 1983 como misionero. En ese entonces, era un tiempo conflictivo para el Perú. Recuerdo la cantidad de velorios de esa época, había muchos comedores y ollas comunes. Los precios salieron disparados, pero, al mismo tiempo, hubo un espíritu de solidaridad en la población.

Al momento de presenciar aquellos problemas, ¿no quería volver al servicio policial para resguardar a las personas que eran brutalmente atacadas por los grupos guerrilleros? o ¿estaba completamente enfocado en ayudar a las personas en el ámbito espiritual?

Toda la misión involucra «al ser», no hay brecha entre lo espiritual y lo corporal. Ser misionero significa entregarse completamente, que nuestro enfoque sea acompañar en la periferia, sobre todo a los más pobres. El haber sido policía antes de ser sacerdote, me ha hecho entender mejor la vida, tener otra mirada en términos de solidaridad, ver al prójimo como persona y no con términos estrictos de justicia. Por ello, no me arrepiento de cada una de mis decisiones.

Cuando se fundó la organización «Sí, da vida», ¿existió algún tipo de complicaciones o grupos en oposición a esta?

No, no hubo ningún tipo de obstáculo como tal. Ser socio y voluntario de una organización rusa, que se dedicaba a trabajar también a favor de las personas con VIH, me ayudó mucho. Por ello, me motivé más en el tema de mi ONG. Debo admitir que en un principio la parte más difícil fue el ámbito financiero.

Actualmente, se han ido cambiando ciertos paradigmas, pues antes se pensaba que alguien por el hecho de tener VIH podía contagiar a otra fácilmente. Por ende, se evitaba a personas con dicha enfermedad. ¿Considera que este cambio de actitudes es visible?

Pese a que estamos en otros tiempos, todavía existe la discriminación a personas con VIH y SIDA. Aún no se ha superado en su totalidad esta barrera de pensamientos, prejuicios y discriminación por parte de un sector de la sociedad. Incluso, en el sistema de salud se evidencia esto, pues algunas de las personas con VIH que siguen un tratamiento, se sienten, muchas veces, sin apoyo por parte del hospital.

Aunque, hoy en día, hay notorios cambios respecto al manejo de este tema a diferencia de hace más de 20 años. Uno de estos cambios fue la forma de hablar y tratar el tema del VIH y SIDA, pues, anteriormente, la mayoría de médicos los tachaba como personas enfermas, sin ningún tipo de esperanza alguna. De esta forma, los desmotivaban a tal punto que creían que su vida jamás sería normal. Esto, evidentemente, es una de las mayores dificultades para alguien que afronta esta condición. Por suerte, hoy en día, con un buen manejo de medicamentos y protegiéndose, las personas con estas enfermedades pueden llegar a vivir mucho tiempo y feliz como los demás.

Según las estadísticas, «1 de cada 3 pacientes con VIH son mujeres», ¿en ese grupo también están las personas homosexuales?, puesto a que muchos peruanos los consideran como los más vulnerables que viven con esta condición.

De hecho, una gran parte de la población en el Perú con esta condición son considerados como: «hombres que tienen sexo con hombres». Lo expreso de esta manera y no como homosexuales, ya que existen y se dan casos de personas que viven aparentemente una «vida heterosexual activa», que cuentan con una pareja mujer. No obstante, también, tienen relaciones con varones. Este tipo de personas son los llamados «población puente», pues transmiten el contagio a sus parejas de esa manera. Adicionalmente, los trabajadores sexuales, de igual forma, son una población vulnerable al contagio y la propagación de esta. A pesar de ello, esto no significa que estas personas deben ser tratadas de manera distinta, sino todo lo contrario, debido a que merecen el mismo respeto que cualquiera de nosotros.

La orientación sexual, es algo que uno descubre en la vida, no es algo que uno decide ser». Si una persona es homosexual, tiene que aceptar y vivir bajo su orientación sexual y, este no es ningún motivo para que exista algún tipo de discriminación.

Nos gustaría conocer su opinión como párroco respecto a si ¿está de acuerdo con las relaciones del mismo género?

En verdad, lo más importante para mí es no olvidar la dignidad de las personas, pues no existe la gente buena, ni la gente mala y cada persona merece el respeto debido. Esta idea es la base de todo nuestro trabajo y la mística de «Sí, da vida», ya que la organización ve a la persona más allá de su condición.

Sé que existe un tema especial o pregunta cuando se habla de esto y algunos pensamientos como: ¿Qué piensan los curas con respecto a las personas homosexuales? ¿Están en contra de la orientación que escogen? Bajo mi criterio personal, la orientación sexual, es algo que uno descubre en la vida, no es algo que uno decide ser. Si una persona es homosexual, tiene que aceptar y vivir bajo su orientación sexual y, este no es ningún motivo para que exista algún tipo de discriminación. No obstante, seguimos viviendo en una sociedad muy machista y homofóbica, en donde se percibe muchos casos de discriminación a personas con orientaciones sexuales distintas. Considero que es algo que se debe cambiar y las personas deberían educarse más respecto al tema.

Frente a ello, ¿cómo se gestionó la comunicación con los usuarios del VIH y SIDA durante la pandemia?

De hecho, utilizábamos mucho el e-mail y seguimos con reuniones por Zoom. Asimismo, WhatsApp nos ha sido de mucha ayuda. También, tenemos la «radio conexión vida», que es una radio online, la cual está activa de lunes a domingo, las 24 horas del día. A través de ella, pueden conectarse, saber de nuestras actividades y sobre el trabajo que realizamos. Además, las personas que están detrás de todo esto, algunos son voluntarios y otros trabajan para «Sí, da vida». Aclarar, por supuesto, que no es que tengamos gente al aire las 24 horas, pero sí utilizamos nuestras grabaciones durante el día.

Autores
Sobre Andrea Aparcana Ortega

Estudiante de Comunicación y Publicidad de la Universidad Científica del Sur. Gracias a los conocimientos que he adquirido del curso de periodismo, puedo desarrollarme mejor en este nuevo reto del blog. Me considero una persona creativa,  proactiva, responsable y con muchas ganas de aprender.

Sobre Zainab Espinoza Wong

Estudiante de Comunicación y Publicidad de la Universidad Científica del Sur. Proactiva y con gran capacidad de trabajo en equipo. Adquiriendo conocimientos y experiencia día a día.

Sobre María Fernanda Contreras Ventocilla

Soy estudiante de Comunicación y Publicidad en la Universidad Científica del Sur. Creativa innata y comunicadora de corazón, la responsabilidad es algo que siempre destacará de mi persona al igual que la solidaridad y el compromiso de hacer bien todo lo que me proponga.

Sobre Jhonelly Ramirez Taipe

Estudiante de Comunicación y Publicidad de la UCSUR, considero que un gran esfuerzo reconocido, es producto de una gran dedicación que se pone a cualquier meta que se quiera lograr. Me gusta desempeñarme en nuevos retos, ya que de esos se sacan nuevas enseñanzas.

Sobre Alexandra De la Cruz Bedriñana

Estudiante de la carrera de Comunicación y Publicidad de la Universidad Científica del Sur. Amante de la música y los animales. Dispuesta a usar todos los conocimientos adquiridos a lo largo de la carrera para fomentar el respeto y la mejor convivencia de todos los seres vivos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *