Por Nayelli Quiroz Villalobos agosto 07, 2021

A lo largo de las décadas, la población ha buscado lograr un bienestar en cuanto a factores económicos, sociales y políticos. Debido a ello, la sociedad ha podido lograr una modernización considerable; sin embargo, un ámbito en el que nos hemos descuidado es en el cuidado hacia nuestro planeta. En los últimos años, la protección medioambiental es una tarea aún pendiente entre la población y, en cierta medida, este hecho se debe a que tanto el gobierno como los medios masivos no se enfocan en difundir y dar mayor visibilidad a esta problemática.

Para contrarrestar este factor, la comunicación resulta clave para poder dar una mayor cobertura hacia este tema, el cual afecta de manera directa hacia nuestra especie. Una de las alternativas que se pueden lograr por medio de esta herramienta se basa en establecer un diálogo permanente con las personas que están constantemente en las redes sociales. En ese sentido, resulta imprescindible el uso de contenidos con mensajes simples pero potentes acerca del daño actual por el que pasa nuestro planeta. A través de la interacción en redes sociales, se puede concientizar a las personas sobre esta situación, y, de esta manera, el mensaje se convertirá en un asunto interesante y relevante en el día a día.

Otra opción que brinda la comunicación en pro de la sostenibilidad ambiental es por medio de la publicidad que muestran las empresas hacia su público. Gracias a la difusión de contenidos televisivos o digitales, en los cuales se aprecian a figuras reconocidas prefiriendo los productos de una compañía debido a su enfoque medioambiental, se logra que las personas también busquen que las marcas que consuman también tengan el mismo fin. Con ello, no solo se logra que los ciudadanos escojan a ciertas compañías por el producto que ofrecen, sino que también se logra que ellos busquen como requisito que las marcas que prefieran tengan impacto positivo en el ecosistema.

Marcas reconocidas como San Luis, Adidas, o Starbucks actualmente han implementado una comunicación con sus consumidores a través de una imagen de marca que va más allá de generar ventas. Estas empresas han logrado posicionarse debido al valor diferencial que entregan hacia la sostenibilidad futura del medio ambiente. En consecuencia, han renovado sus envases, con el fin de que estos sean biodegradables y puedan ser reciclados. El simple hecho de modificar estos contenedores ha hecho que las empresas comuniquen hacia la población la importancia de realizar pequeños cambios que puedan aportar a un mejor cuidado ambiental.

La difusión de este tema no solo debe ser de grandes corporaciones hacia la población, sino que también se puede generar esta interacción de persona a persona. Si bien este tipo de comunicación es reducida, esto no significa que no sea útil para producir un cambio que beneficie al planeta tierra. Cada uno de nosotros podemos empezar por mostrar pequeñas acciones que ocasionen un efecto positivo hacia el ambiente a las personas que nos rodean, para que también puedan ponerlas en práctica. En suma, es necesario utilizar la comunicación, ya sea de forma masiva o personal, como una herramienta que enriquezca a la población sobre el cuidado medioambiental para lograr que en un futuro la sociedad aprecie al enfoque sostenible y eco amigable como un tema de mayor relevancia.

Autores
Sobre Nayelli Quiroz Villalobos

Estudiante de Comunicación y Publicidad de la Universidad Científica del Sur, con una preferencia especial hacia el área organizacional de las Comunicaciones.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *