Por Vanessa Retamozo octubre 01, 2021

Si el descubrimiento de Internet cambió el paradigma de la comunicación, fue el nacimiento del gigante tecnológico Google, creado en 1998 por Larry Page y Sergey Bri, dos jóvenes estudiantes de la Universidad de Stanford en Estados Unidos, lo que marcó el inicio de un cambio definitivo en la sociedad tal y como era conocida hasta ese entonces.

Han pasado 23 años desde el origen de Google y si algo es seguro hoy en día es que es prácticamente imposible sobrevivir sin utilizar los servicios que este gigante tecnológico nos ofrece ¡Y es que está presente en absolutamente todo lo que nos rodea!

Actualmente, de todo el abanico de productos de Google, ocho de ellos son utilizados por más de mil millones de usuarios cada mes; además del icónico motor de búsqueda, los servicios de la compañía de Mountain View incluyen Chrome, Gmail, Android, YouTube, Google Maps, Google Play, Google Drive, entre otros.

Solo a través del motor de búsqueda de la empresa que contiene un algoritmo secreto, se realizan miles de millones de búsquedas cada año y más del 50% de estas proceden de dispositivos móviles. De esta cifra, al menos el 15% de las búsquedas están relacionadas con nuevos hallazgos, es decir, se introducen consultas sobre temas que nunca se habían investigado antes, ¿puedes creerlo?

En esos 23 años, Google ha hecho lo que a cualquier otra industria podría haberle tomado todo un siglo: revolucionar la vida. Y es que, desde cualquier ángulo, su contribución a la humanidad es innegable. Por esta razón, la Universidad Científica del Sur, por medio de la carrera de Comunicación y Publicidad, organizó el conversatorio “El legado de Google en la sociedad de la información” con la finalidad de analizar la manera en la que el gigante tecnológico ha cambiado nuestra forma de interactuar y percibir la realidad en la que estamos inmersos.

Esta charla contó con la presencia de dos expertos en el rubro: Bruno Ortiz Bisso, editor del área de ciencia y tecnología del medio informativo “El Comercio” y Alfredo Espinoza, director de la agencia de social media King Content, quien además es docente de la Facultad de Humanidades de la Universidad Científica del Sur. Ambos brindaron interesantes reflexiones, cada uno desde su propia perspectiva, sobre el verdadero rol de Google, su evolución a lo largo del tiempo y su contribución en la sociedad.

“Desde sus inicios Google marcó un hito en el acceso a la información. Asimismo, los servicios que nos ofrece nos ayudan a, de cierta forma, organizar mejor nuestra vida”, indicaba Bruno Ortiz Bisso como premisa de apertura para el conversatorio. Sin embargo, como especialista en medios de comunicación, él sabe que no todo es color de rosa y el lado oscuro de la compañía tiene como principal responsable al individuo convencional que crea una dependencia. “Debemos partir siempre con la idea de que pese a la existencia de un producto que forma parte de nuestras vidas y que nos parece casi insustituible porque sentimos que nos facilita absolutamente todo, no podemos pensar que es la única opción porque siempre habrá una alternativa. La fórmula de negocio de Google se centra precisamente en ello, cubrir las necesidades de las personas en todos los ámbitos y de forma gratuita. Nos preguntaremos entonces, dónde se encuentran las ganancias para la compañía, cuando claramente la mercancía somos nosotros mismos, aunque más que nosotros como tal, el producto estrella hoy en día son los datos que una persona puede llegar a generar”, precisa Bruno Ortiz Bisso. Esta información es altamente valiosa para sectores como el marketing y la publicidad. No debería sorprendernos que las grandes marcas nos conozcan tan bien si todas recurren a estos “trucos”.

“Google domina la industria. Se encuentra presente en absolutamente todo lo que nos rodea y los cambios que traen consigo las actualizaciones de sus principales servicios no sólo generan cambios en el comportamiento de las personas sino también en las empresas. Las marcas buscan posicionarse y para ello es necesario estar en el escaparate. Todas las estrategias inician con aparecer como primera opción en el buscador más usado de los últimos tiempos: Google. Herramientas como el inbound marketing han cobrado protagonismo en la sociedad de la información. La digitalización es un hecho y Google es el responsable”, señalaba Alfredo Espinoza respecto al nuevo panorama al que consumidores y marcas se enfrentan.

¿Cómo sería la vida sin Google? Para muchos, este sería un escenario casi apocalíptico, pero, en el hipotético caso de que esto sucediera, ¿cómo podría afectarnos la desaparición de los servicios de la compañía? “El error de muchas marcas es centrar todos sus esfuerzos en estar en el buscador, pero lo que realmente importa es la estrategia. Si algo hay que considerar en la era digital es que, así como algo apareció e irrumpió en nuestras vidas de forma repentina, también puede esfumarse y aunque inicialmente parezca algo terrible, siempre habrá otra opción”, comenta Alfredo Espinoza.

Sin embargo, la hegemonía actual de la información recae sobre Google y, al menos por el momento, muchos aspectos de nuestra vida están condicionados a su evolución. Un claro ejemplo de ello es la forma de crear, producir y consumir contenidos online. Al respecto, Bruno Ortiz Bisso refiere que “la comunicación ha experimentado un importante cambio tras la aparición de Google. Los medios se deben al algoritmo y cumplir a cabalidad estas pautas es imprescindible para su subsistencia. Las preferencias del público son almacenadas en la red y se procesan para crear un sistema automatizado que en gran medida deshumaniza la creación de contenido ya que para lograr posicionarte tienes que cumplir con una serie de requerimientos establecidos. Para hacerle frente a este cuestionamiento, Google va cambiando su algoritmo cada cierto tiempo. Con esto busca reducir las fake news y minimizar la manipulación de la información”.

La globalización se produjo cuando la era digital dejó de ser sólo una etapa transitoria en el desarrollo de la humanidad para convertirse en el escenario principal de la sociedad contemporánea. Aunque los avances tecnológicos traen consigo grandes ventajas, el estar en interacción constante con la frivolidad de la red nos lleva a extrañar la calidez humana. Por ello, es importante lograr un equilibrio y aunque el mundo digital se ha convertido en una extensión más de la realidad, es momento de ampliar el panorama y no caer en aquel círculo vicioso que, de vez en cuando, nos hace pensar que todo tiempo pasado fue mejor. Y para ti, ¿cuál es el legado que va dejando Google en sus 23 años de vida?

 

Autores
Sobre Vanessa Retamozo

Bachiller en Comunicación y Publicidad. Amante del cine, la literatura, la música y del arte en todas sus formas de expresión. Fiel creyente de que leer te transporta a otras realidades, independientemente de la plataforma que utilices para hacerlo. Experiencia en la creación de contenidos digitales y estrategias de inbound marketing. Escritora empedernida.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *